Education

La historia de amor de dos inmigrantes: cómo se conocieron los padres de Kamala Harris


Los estudiantes blancos se habían lanzado a protestar, rechazando el sistema político y las costumbres pasadas de moda de la década de 1950. El apoyo a la liberación del tercer mundo fue cediendo paso, gradualmente, a las demandas del derecho político a la libertad de expresión. En 1966, aparentemente de la nada, un actor llamado Ronald Reagan despertó al electorado conservador y derrotó al gobernador demócrata de California.

El matrimonio comenzó a sufrir cuando Harris aceptó puestos de profesor a corto plazo en dos universidades diferentes en Illinois. Cuando obtuvo un puesto con posibilidades de ascender a un cargo titular permanente en la Universidad de Wisconsin, Gopalan Harris, por su parte, se estableció con sus hijas en Oakland y West Berkeley.

La ruptura fue evidente para su hija de 5 años.

En The Truths We Hold, sus memorias de 2018, la senadora Harris escribió: “Sabía que se amaban mucho, pero parecía que se habían convertido en agua y aceite”.

Ella escribió que “si hubieran sido un poco mayores, un poco más maduros emocionalmente, tal vez el matrimonio podría haber sobrevivido. Pero eran tan jóvenes. Mi padre fue el primer novio de mi madre”.

La carrera de Harris floreció. Como crítico de izquierda de la teoría económica neoclásica, fue un profesor popular y se convirtió en el primer académico de raza negra en recibir un puesto titular permanente en el Departamento de Economía de la Universidad de Stanford. Sin embargo, un frío muro se había edificado en su matrimonio.

Gopalan Harris, científica investigadora que publicó análisis influyentes sobre el papel de las hormonas en el cáncer de mama, solicitó el divorcio en 1972. La separación le causó tanto enojo que, durante años, apenas interactuó con Harris. La senadora recuerda que, cuando invitó a sus padres a la graduación de la escuela secundaria, temió que su madre no se presentara.

“Estaba muy descontenta con la separación, pero ya se había acostumbrado y no quiso hablar con Don después de eso”, dijo su hermano, Balachandran. “Cuando amaste a alguien, el amor se convierte en una amargura muy dura, ni siquiera quieres hablarle”.